¿Qué es una Higiene Bucal adecuada?

La Higiene Bucal es la técnica de limpieza y cuidado de la cavidad bucal esencial para el bienestar de nuestra salud. Es de suma importancia visitar al odontólogo o higienista bucal al menos cada seis meses, ya que él es quien le ayudará a desarrollar técnicas de higiene bucal y detectar aquellas área que requieran una atención especial; además, te  enseñará el buen uso del cepillo y del hilo dental; aunque no lo creas, el 80% de la población no sabe realizarse correctamente la limpieza de los dientes.

Una buena salud bucal es muy importante para el bienestar general; los cuidados preventivos son muy importantes, así como también un buen aseo dental frecuente y una buena alimentación. Esto, nos hará personas más sanas y con mejor apariencia personal; recuerda que una sonrisa hermosa dice más que mil palabras.

¿Cómo se Practica la Buena Higiene Bucal?

Con la intención de prevenir caries, manchas en los dientes, halitosis, sarro, gingivitis y enfermedades periodontales que podría ocasionar la pérdida de la dentadura o de piezas dentales es indispensable cuidar de la Higiene Bucal.

Para practicar un buen cuidado es importante usar las técnicas de cepillado por lo menos tres veces al día; preferiblemente después de cada comida. Lo correcto es  inclinar el cepillo 45º contra el borde de la encía  y deslizarlo sobre la superficie dental uno a uno.

No obstante, la mayoría ignoran algo fundamental: ¡cepillar la lengua!, tal acción debe realizarse suavemente para evitar irritaciones. Aunado, debe pasar entre cada diente al menos una vez al día el hilo dental.

Siguiendo las curvas de los diente, introduzca en los espacios interdentales el hilo, y limpie las encías. No se apure en hacerlo, porque podría lastimarse, lo correcto es no presionas sino sólo deslizar el hilo dental. Claro que, el uso de productos de limpieza dentales con flúor, y los enjuagues bucales le ayudarán a obtener una mejor limpieza y una salud más completa.

 

Importancia del Fluor en la Limpieza Dental

En la Higiene Bucal no debe faltar el uso del flúor para evitar  la formación de la placa dental; asimismo, esto te posibilita retrasar el proceso de desmineralización de los dientes. Los depósitos de fluoruro de calcio que quedan en la superficie dentaria tras una aplicación tópica, actúan como reservorio de flúor que puede disminuir el pH crítico.

Es así como el flúor vuelve la superficie dentaria más resistente a los ácidos presentes en boca; favoreciendo la remineralización de la superficie del esmalte dental en la estructura dentaria. Se necesitan concentraciones muy reducidas para lograr este efecto positivo en la prevención de la caries dental.

Tenga en cuenta que, cuando ha ocurrido una desmineralización significativa y se ha iniciado una caries incipiente (de mancha blanca, no cavitada), el flúor continúa jugando un papel importante; ya que si no puede rellenar por completo el área porosa, puede igualmente detener el avance de la caries. Logrando detener su avance, aunque no pueda remineralizar totalmente las zonas del esmalte. ¡La felicidad está en una sonrisa, cuide de su Higiene Bucal!

 

Please follow and like us:
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial

¿Te ha gustado nuestro post? ¡Compartelo Ahora! ;)

Facebook
Facebook
Instagram